El fiasco iWiks: crónica de una muerte anunciada

Seguramente muchos de ustedes sabían de iWiks, una red social mexicana que se decía iba a ser “la evolución de las redes sociales“, y que se lanzó el día de hoy. Tristemente, muchos nos enteramos (algunos desde hace tiempo) que no era, por mucho, la revolución que su hablador CEO quiso que todos pensaran: no aguantó ni siquiera la entrega, pues sufrió diversos problemas, los más graves de ellos siendo de seguridad. Todo esto ocasionó que iWiks cerrara sus puertas temporalmente en horas. Este es un recuento de lo que ha pasado con este fiasco llamado iWiks:

Antecedentes

Para los que no lo conocen (aclaro que yo no lo conocía hasta hace tres días), iWiks es un proyecto de estudiantes de la Universidad Xochicalco de Tijuana, proyecto que les tomó dos años desarrollar, y entiendo que su objetivo era fusionar tres aspectos: completa privacidad, perfil público y comercio electrónico. De alguna manera lograron conseguir publicidad significativa, y aparecieron incluso en televisión; se permitieron registros con antelación, y según sé la cuenta de preregistrados rebasó los 50,000, que se suponía serían los primeros en subirse al tren de la evolución, mismo que no sabía descarrilaría a unas horas de haber arrancado. Cabe mencionar que se anunció como la primera red social de México, garrafal error puesto que no lo son.

Que empiecen los problemas

Como mencioné antes, el “tren de la evolución” empezó a descarrilarse de fea manera. Para empezar, no sé ustedes que piensen, pero el diseño es atroz. Sólo basta ver el formulario de registro:

Claramente, esto es un indicio de lo que verías cuando entraras; es exactamente lo opuesto a lo refinado que es la web hoy en día; tristemente, ni siquiera se tomaron la molestia de traducir los meses. Pero el diseño, si bien es atroz (y lo es), se puede pasar por alto, pues nadie ha muerto por un botón feo o un formulario desalineado. Los verdaderos problemas son de seguridad, y ya estaban presentes incluso antes de que abriera este sitio, pues muchos de los errores son verdaderamente de amateur; no voy a repetir lo que ya se ha dicho, los que quieran conocer a fondo los múltiples y estúpidos problemas de seguridad lo pueden hacer en el blog de Puchunguis, conocido mío por cierto. Por otro lado, recordemos que una de las características de iWiks es la “completa privacidad“: lástima que por ningún lado apareció su política de privacidad, luego jamás nos enteramos de como iban a llevar a cabo su plan. Para colmo de males, por más que cacarean en sus vídeos como es que iWiks es una idea nueva, por ningún lado explican cual es su factor diferenciador de FaceBook, Twitter, y el mismo eBay, plataformas que pretenden emular e integrar. ¿Porqué demonios debería de registrarme en iWiks y no en FaceBook? ¿van a tener una oferta tan vasta como la de eBay? es decir, ¿cuál es su estrategia? la respuesta es que nadie lo sabe, ni siquiera ellos mismos.

Leer másEl fiasco iWiks: crónica de una muerte anunciada